e-mail:
info@e-cic.es
 
Llámanos:
976595966
header img

Comunicados CIC

Comunicados de CIC y Comunicados de Prensa
×

Aviso

EU e-Privacy Directive

Este sitio web utiliza cookies para administrar la autenticación, navegación y otras funciones. Al usar nuestro sitio web, acepta que podemos colocar este tipo de cookies en su dispositivo.

Ver documentos de la directiva e-Privacy

View GDPR Documents

Has declinado las cookies. Esta decisión puede ser revertida.

Elementos filtrados por fecha: Abril 2019

El FMI exige que Christine Lagarde testifique por cuestionario en el ‘caso Bankia’

El episodio de la declaración de Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el caso Bankia , prevista para el 8 de mayo, entra en una nueva fase. El FMI ha comunicado a la Audiencia Nacional que Lagarde, que tiene rango de jefe de Estado, no quiere declarar por videoconferencia, y que solo lo hará por cuestionario previo, siempre que se envíe un informe en el que se justifique los motivos de su comparecencia ante este tribunal.

 

Los magistrados de la Audiencia Nacional han solicitado a las partes que habían pedido la comparecencia de Lagarde, entre ellos la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que hoy mismo envíen “el informe con los motivos y objetivos de dicha testifical y el tipo de información que se espera obtener”, según una providencia a la que ha tenido acceso EL PAÍS. También se ha pedido la declaración de Ceyla Pazarbasioglu, directora adjunta del FMI en 2012, aunque ya no está en el organismo por es una vicepresidenta del Banco Mundial. LEER NOTICIA COMPLETA EN ARTÍCULO ORIGINAL

Leer más ...

La CIC pide correos de los inspectores del Banco de España no aportados en Bankia

La Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que ejerce la acusación popular en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia, ha pedido al tribunal que requiera a los inspectores del Banco de España encargados de la entidad para que aporten cuatro correos electrónicos que no constan en la causa.

Durante su declaración ante la sección cuarta de la Sala de lo Penal del Audiencia Nacional, los pasados 8, 9 y 10 de abril, los inspectores del Banco de España José Antonio Casaus y José Antonio Delgado se refirieron a una serie de correos electrónicos enviados en enero, marzo y abril de 2012.

En dichos correos constan reuniones mantenidas con el auditor de la entidad (Francisco Celma, socio auditor de Deloitte), el presidente de Bankia (Rodrigo Rato) y el consejero delegado (Francisco Verdú), pocas semanas antes de la formulación de cuentas del ejercicio 2011, que son las que sirvieron de base para la salida a bolsa.

En uno de ellos, explica la CIC, se resume una reunión con el consejero delegado de Bankia Francisco Verdu, que habría confirmado la inviabilidad de BFA (matriz de Bankia) y comunicado su intención de presentar un plan de reestructuración, LEER NOTICIA COMPLETA EN ARTÍCULO ORIGINAL

Leer más ...

Christine Lagarde, citada a declarar como testigo el 8 de mayo por el ‘caso Bankia’

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional ha sido citada por la Audiencia Nacional en el caso de la salida a Bolsa de la entidad.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, deberá declarar como testigo el próximo 8 de mayo en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia, ha dictado este miércoles la sección cuarta de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

El tribunal cita también en una providencia a la que fuera directora adjunta del Departamento de Mercados Monetarios del FMI Ceyla Pazarbasioglu para ese mismo día, jornada en la que intervendrá también el expresidente de CaixaBank Isidro Fainé.

La atención se centrará en Lagarde y su versión sobre el informe publicado en 2012 por el Fondo respecto a la banca española, muy crítico con la situación de Bankia. A diferencia de ocasiones anteriores, las conclusiones del documento trascendieron antes de lo previsto, "por las circunstancias" y "a requerimiento del Gobierno", según un escrito de la Oficina de Evaluación Independiente —organismo dependiente del FMI— aportado a la causa por la defensa del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato.

Este hecho contrasta con la declaración en calidad de testigo del exministro de Economía Luis de Guindos, que reiteró que el Ejecutivo jamás presionó a la institución para adelantar su opinión preliminar.

La comparecencia de Lagarde y la de Pazarbasioglu, propuestas entre otros por la acusación popular que ejerce la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), LEER NOTICIA COMPLETA EN ARTÍCULO ORIGINAL

 

Leer más ...

Voto del recurso de casación en el Tribunal Supremo de la sentencia de la Audiencia Nacional 149/2017, sobre el plus convenio del año 2016.

Ayer 11 de abril, por fin, se votó el recurso de casación en el Tribunal Supremo, de la sentencia de la AN 149/2017 favorable a la Confederación Intersindical de Crédito, en la cual se impugnó el art. 43.3 del Convenio Colectivo, por contener preceptos anticonstitucionales. Dichos preceptos fueron incluidos por la Patronal CECA y admitidos por los firmantes del Convenio Colectivo: el tripartito.

Todo parece indicar que la sala de lo Social del TS, se pronunciará en el mismo sentido que ya lo hizo ante la demanda interpuesta, entre otros, también por CIC en Caixa Bank, y cuyos compañeros ya han cobrado la parte del plus convenio que no les fue abonada en el ejercicio 2016.

CIC interpuso esta última demanda unilateralmente, contra la patronal CECA y los sindicatos firmantes del Convenio Colectivo, para que todos los compañeros del sector, pudiésemos recuperar las cantidades a que nos correspondían, antes de que prescribiese el derecho a reclamarlas. También, dentro de la parte técnica, para eliminar del Convenio Colectivo elementos del mismo que no se ajustaban a la legalidad.

Esperamos que a primeros de mayo dispongamos ya de la casación última y recuperar definitivamente las cantidades que se nos adeudan el resto de trabajadores del sector.

Leer más ...

Un inspector del BdE admite que suavizar el análisis de Bankia fue un "gran error"

Casaus asegura que el informe de seguimiento del 31 de marzo fue edulcorado y dice que la salida a bolsa era una "bombona de oxígeno", no la solución.

 

Gema Huesca
martes, 09 abril 2019, 13:02  NOTICIA ORIGINAL EN LA INFORMACIÓN

José Antonio Casaus, el inspector del Banco de España autor de los famosos correos que envió a sus superiores en los que advertía de la mala situación de Bankia, ha apuntado en su declaración como testigo en la Audiencia Nacional que su "gran error" fue suavizar el informe de seguimiento que emitió el supervisor sobre el proceso de integración a fecha de marzo de 2011. Al respecto ha asegurado que matizaron el último párrafo en el que apuntaban que los saneamientos realizados eran suficientes para afrontar el deterioro de activos inmobiliarios durante tres años por recomendación expresa de su superior, pese a que el equipo de seguimiento consideraba que faltaban saneamientos por importe de entre 8.000 y 10.000 millones de euros.

"Hablamos con Pedro (Comín) y le dijimos: 'Pedro, no lo vemos porque lo que vamos a poner es que faltan saneamientos'. Entonces nos dijo: 'Poned una cosa que no comprometa mucho' y él redactó la primera parte del párrafo", ha asegurado Casaus durante su testifical en este procedimiento que sigue la Audiencia Nacional y en la que ha añadido que incluyeron esta parte en contra de lo que pensaban. El inspector se refería así a Pedro Comín, entonces director general adjunto de Supervisión del Banco de España y que declara también como testigo los próximos 23 y 24 de abril.

En relación a los famosos correos enviados los meses de abril y mayo de 2011, previa salida a bolsa de Bankia, Casaus ha insistido en que el banco "no era viable" y, por tanto, la opción del debut bursátil con la que barajaban captar 3.000 millones de euros se podía entender como un "chute", una "bombona de oxígeno", pero no la solución definitiva para los problemas de solvencia de la entidad. Consciente de la relevancia que tuvieron sus comunicados -y que devinieron en la imputación durante la instrucción de la cúpula del BdE y de la CNMV-, Casaus ha matizado que simplemente planteó unas opciones teóricas ante el temor de que el grupo finalmente tendría que ser intervenido, especialmente por la mala situación de la matriz BFA. De hecho, ha llegado a apuntar que si se tratara de dos bancos separados "BFA hubiera sido intervenido y Bankia no".

Sobre el informe de PwC: "Se quedó corto"

En lo que respecta al informe de PwC elaborado en 2010 y que ampliaba el rango de ajuste inicial recogido en el plan de integración hasta los 11.500 millones de euros, el inspector ha asegurado que se trató simplemente "de una decisión estratégica" de la cúpula de la entidad. "Sencillamente se dieron cuenta de que quedaban saneamientos pendientes y que la pérdida no era de 6.000 millones sino de mucho más. Pensaron que si no lo hacían entonces lo tendrían que hacer en dos años y esto se iría al garete", ha asegurado.

Aunque ha reconocido que cuando la reunión a la que fueron convocados para presentarles este informe a finales del año 2010 les pilló "por sorpresa", lo cierto es que se dio cuenta de que Bankia contrató a la consultora para justificar en cierta manera su intención de sanear contra patrimonio en diciembre de ese ejercicio y dejar las cuentas saneadas para un futuro; teniendo en cuenta, además, que coincidió en tiempo con la cercana aprobación del Real Decreto Ley 2/2011 para el reforzamiento del sistema financiero. "No perdí mucho tiempo en analizar los numeritos que había ahí. Se seguía quedando corto", ha apostillado.

"Se hizo lo que se pudo, no lo que se tenía que hacer"

El inspector del Banco de España ha vuelto a mostrar la discrepancia que ha mantenido con sus superiores en torno a la mala situación de Bankia antes de la salida a bolsa afirmando que cuando se incorporó al equipo de inspección de Caja Madrid, antes de la creación del SIP, la situación "preocupaba" por un lado porque el equipo de supervisión estaba "descabezado" y, por otro, porque la caja –que en aquel entonces era la cuarta de activos de España- tenía un perfil de riesgo alto.

"Si las cajas hubieran hecho todos los saneamientos que pensábamos que le faltaban hubieran entrado en pérdidas. No se puede exigir en base a un ejercicio generalizado que no da nombre a nombre. Esto se ve desde un punto de vista analítico y te da una idea del posible quebranto de las entidades", ha apuntado Casaus quien durante su testifical ha recordado en varias ocasiones que "se hizo lo que se pudo hacer, no lo que se tenía que hacer" teniendo en cuenta que "no fue una época nada fácil".

Al igual que han hecho otros altos cargos del Banco de España en su declaración en este procedimiento, Casaus ha aludido expresamente a la situación de Bancaja, la cual estudió otro equipo de supervisión del Banco de España previa fusión que dio lugar al nacimiento de BFA. Los expertos, según ha relatado a preguntas de la fiscal Anticorrupción del caso, Carmen Laúna, se fijaron especialmente en el balance de la caja valenciana y concluyeron que había reconocido un porcentaje mucho menor de créditos dudosos que Caja Madrid, por lo que cabía esperar que tuviera unos activos peores que los demás.

"El auditor nos dijo que le faltaban papeles"

Ya en la sesión de tarde, el inspector crítico con la salida a bolsa de Bankia se ha referido a la reunión que mantuvo el supervisor con el auditor externo del banco, Francisco Celma. Al respecto ha reconocido que en el encuentro mantenido entre las partes apenas semanas antes de que Bankia presentara los estados anuales de 2011 a la CNMV sin auditar, el socio de Deloitte le trasladó "tres cosas fundamentales": la incertidumbre ante la cercana aprobación del segundo Real Decreto de Guindos, la ausencia de documentación para pronunciarse sobre las cuentas y la estimación por parte de la firma de que se iban a producir unas pérdidas no esperadas de 5.000 millones de euros.

También se ha referido a la reunión que mantuvieron en la sede de Bankia con Rodrigo Rato el 6 de marzo de 2012 en la que los inspectores del supervisor le comunicaron "sin miedo" su análisis acerca de la mala situación de la entidad. "Estuvimos una hora y media con Rato y le dijimos todo lo que opinábamos de la gobernanza y de BFA. Pusimos todo sobre la mesa… le dijimos que era inviable y Rato respondió que estaba de acuerdo", ha asegurado Casaus.

Leer más ...

Un inspector de Bankia afirma que era "el maquillaje de un muerto" con la colaboración del Banco de España

Actualizado ARTÍCULO ORIGINAL

El inspector del Banco de España, José Antonio Delgado, ha calificado la creación y salida de Bolsa de Bankia de "maquillaje de un muerto" en el que fue decisiva la colaboración de sus superiores en el Banco de España para tapar "la morosidad encubierta" con que salió a Bolsa y continuó su andadura. La juez de la Audiencia Nacional, Ángela Murillo, ha llegado a llamarle la atención por sus duras opiniones sobre el supervisor, que logró librarse de ser acusado en la causa. Delgado, directivo de la Asociación de Inspectores, ha ofrecido en el juicio aportar nuevos correos internos sobre Bankia de 2012. En ellos ha asegurado que se informó a sus superiores en el organismo supervisor que la dirección de Bankia, encabezada por Rodrigo Rato, admitía ya en el primer trimestre de ese año -el rescate llegó en mayo- que la matriz del banco, BFA, era "inviable".

Delgado, que formó parte de los equipos de inspección de Bankia, ha acudido al proceso en calidad de testigo y, en larga declaración de mañana y tarde en la línea de los peritos del Banco de España, ha presentado la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas de ahorros como un error con falsedad en las cuentas ya desde el inicio. Ha llegado a decir que la valenciana Bancaja estaba "muerta" desde hacía tiempo con deterioros iniciados en 2008 y que, por tanto, debió ser intervenida ya en aquel momento. Sin embargo ni el Banco de España ni el Gobierno de Zapatero optaron por esa solución, sino por su fusión con Caja Madrid y otras entidades en una operación que Delgado ha calificado de cosmética y que no habría funcionado sin el apoyo del Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la auditora Deloitte.También ha sido crítico con Analistas Financieros Internacionales y PriceWaterhouseCoopers que asesoraron la fusión fría de las cajas con información de partida que era "falsa", a su juicio.

"Lo ideal hubiera sido que alguien revisara los balances de las cajas, pero eso no lo hizo nadie. El plan de integración, que incluía las proyecciones futuras, se determinó mediante una información de base proporcionada por las entidades que era incorrecta", ha testificado. Delgado ha respaldado al también inspector José Antonio Casaus, célebre por sus correos internos alertando del desastre. "Nada más llegar Casaus me avisó de a lo que me enfrentaba. Era un banco inviable. Se decía que había un banco bueno (Bankia) y un banco malo (BFA), pero la realidad es que había un banco malo (Bankia) y un banco peor (BFA)", ha declarado.

En cambio, fue crítico con sus superiores que firmaron informes respaldando la solvencia de Bancaja en 2010, cuando a su juicio, era la peor que caja que había visto en su vida.

También resaltó que los problemas en Bankia en 2012 cuando la caída de Rato y la reformulación de cuentas de José Ignacio Goirigolzarri no obedecían a una recesión económica inesperada, como sostiene el ex gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, sino a una "morosidad encubierta" que no podía permanecer oculta más tiempo. La entidad recurría a refinanciaciones cada vez más peligrosas."Es falso que se debiera al entorno económico, recoge la morosidad encubierta que el equipo del Banco de España venía manifestando desde hacía tiempo", ha precisado. Ha llegado a cuantificar en 20.000 millones el riesgo, fundamentalmente en el ladrillo, mal contabilizado.

"La preocupación fue aumentando, el tono era de mucha más gravedad. Veíamos que el deterioro que se traía de base se materializaría", ha asegurado, sin que el equipo de Rodrigo Rato tomara las medidas oportunas.

Leer más ...

Francisco González (BBVA) creyó que podía parar la salida a Bolsa de Bankia no participando en ella: "Eso no valía nada"

  • El expresidente del BBVA afirma que la operación "fue una decisión que le hizo muchisimo daño a nuestro país"
  • Dice que el Banco de España "no quiso afrontar el problema de Bankia" y que la unión con Bancaja fue "el toque final"

|

Por PEDRO L. MANJÓN    Artículo Original

 

El expresidente de BBVA, Francisco González, ha asegurado en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia que la entidad que dirigía fue "implacable" en no participar en esta operación pese a los intereses existentes, algo que hizo con la voluntad de "pararla" ya que "estaba claro que eso no valía nada". "[El debut en el parqué] fue una decisión que le hizo muchisimo daño a nuestro país", ha aseverado el banquero.

González ha explicado que tomaron esa posición al ver que ninguno de los inversores internacionales estaban en el libro de "una salida a Bolsa de tal magnitud", cuando ellos "actúan de forma independiente y objetiva" y "valoran los precios sin presión". "Es un hecho inédito y por tanto dijimos que no", ha asegurado.

El objetivo, según su declaración, era "defender los intereses" de sus clientes y algo más. "Yo pensaba que con la posición nuestra podíamos parar esa salida a Bolsa, que al no estar influiríamos en todos para que se parara, pero desgraciadamente no nos hicieron caso", ha remachado ante el tribunal.

"Una decisión que le hizo muchisimo daño a nuestro país"

"[La salida a Bolsa de Bankia] fue una decisión que le hizo muchisimo daño a nuestro país", ha señalado González, quien ha defendido también que esa "mala decisión" fue de los administradores de Bankia y del "conjunto de instituciones y entidades que, con presión o sin presión, "se dedicaron a hacer algo que no se tenía que haber hecho".

No obstante, en su opinión, ese "error" no fue delito. "Yo no puedo decir que haya habido engaño porque creo que no ha habido dolo, sino un conjunto de circunstancias propiciadas sobre todo por el poder político", ha declarado ante el tribunal.

El expresidente del BBVA ha insistido en varias ocasiones que su banco dijo "no" a participar en la ampliación de capital de Bankia pese a la presión de los poderes políticos y del Banco de España, cuyo subgobernador Javier Aríztegui llegó a llamar a su entonces consejero delegado para que suscribieran acciones de esta operación.

"El Banco de España no quiso afrontar el problema"

Con el Banco de España ha sido muy crítico González. Ha asegurado que el organismo "no quiso afrontar el problema" de Bankia y que por eso, por ejemplo, no estuvo en la reunión que mantuvo en la sede del Ministerio de Economía con el entonces titular del Departamento Luis de Guindos y los presidentes de Santander y La Caixa, Emilio Botín e Isidro Fainé.

"Nosotros sí quisimos afrontar este problema. El que no estuviera [en la reunión] no es normal, debería haber estado", ha señalado González, quien ha asegurado que ya entonces su entidad había cifrado las necesidades de capital de Bankia a entre 15.000 y 20.000 millones de euros, cerca de la cifra que necesitó finalmente.

En esas dos cenas que tuvieron lugar los días 4 y 6 de mayo de 2012, los banqueros y el ministro trataron la situación de Bankia. Allí Rodrigo Rato explicó que "con 7.000 millones podía sacar adelante el grupo" mediante ampliaciones de capital, bonos y otras operaciones, y "solucionar los problemas de credibilidad y de confianza de los mercados internacionales", algo en lo que ni él ni Botín estaban de acuerdo.

"Yo personalmente creo que le dije al señor Rato que lo mejor era que él dimitiera porque no iba a poder conseguir ese capital de 15.000 o 20.000 millones. Él era una persona superrelevante dentro y fuera de España, de enorme prestigio, y lo mejor para todos era que dimitiera y diera paso a una solución viable", que pasaba por que el Estado pusiera esa cifra.

"Juntaron cajas malas con cajas malas para sacar cajas peores"

González ha afirmado durante el juicio que la posición del Banco de España, desde el año 2008, era fomentar los SIP (sistema de protección de activos, conocidos como fusiones frías), "ganar tiempo y arreglar los temas sin que entrara el Estado", sin capital público "porque eso políticamente era un gran problema en el año 2011" e intentar que las cosas se vayan arreglando.

Se quiso dar la sensación de que todo iba bien, y todo no iba bien

"Se quiso dar la sensación de que todo iba bien, y todo no iba bien", ha declarado este miércoles el expresidente del BBVA, quien ha rememorado que en 2007 y 2008, al inicio de la crisis, en España se mantuvo que el sistema financiero era "el mejor del mundo, que estaba muy bien", cuando no era así.

En este punto, González ha criticado con dureza las fusiones frías, "que era juntar cajas malas con cajas malas y sacar cajas peores" y ha señalado que "la inclusión de Bancaja fue el toque final que puso a Bankia en una situación muy complicada". La sensación que había es que "en España había un problema muy grande, y que si no se arreglaba lo de Bankia iba a arrastrar al conjunto del sistema financiero".

González ha declarado que la de Bankia "es una historia de tiempo, no una historia de un día" y ha explicado que manifestó personalmente en todo momento a la cúpula del Banco de España, entonces liderada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que "había que hacer algo" con la entidad, pero que el organismo no hizo nada.

Leer más ...

Confederación Intersindical de Crédito

Dirección:
Plaza Basilio Paraíso, 2
Zaragoza, España
Teléfono: + 34 976595966
Email: contacto@e-cic.es
Fax: + +34 976596278
 

Copyright © 2019.All rights reserved.

Confederación Intersindical de Crédito